¿Cómo blanquear las telas amarillentas?

Aún teniendo cuidado con las telas blancas, es probable que en algún momento comiencen a ponerse amarillas. Es por eso que te damos recomendaciones para blanquear telas amarillentas.

Usar Quitamanchas Líquido

El primer paso para blanquear las telas amarillentas es hacer una solución agua tibia/quitamanchas líquido. Debes seguir la dosis indicada de este tipo de productos de limpieza.

Introducir las telas en la solución y esperar 8 horas en remojo para que el producto actúe.

Después, lavar las telas a la temperatura de lavado más alta que las telas en cuestión permitan. Esto puedes observarlo en la etiqueta de cada prenda.

 Este proceso es seguro para telas naturales así como poliéster y todas las telas sintéticas. No debes usarlo en fibras como lana, cuero o seda ni sus derivados. 
 
 

¡Usa el sol!

Si es posible, seca las prendas al aire libre a plena luz de mediodía.

Los rayos ultravioleta del sol ayudarán a blanquear las telas.

Cloro

El cloro es uno de esos productos de limpieza que puede emplearse exclusivamente en telas de algodón que se han puesto amarillas. El inconveniente con el cloro es que maltrata las telas, afectando rápidamente el tiempo de vida de las mismas. Si notas un olor a cloro después del ciclo de enjuague, significa que usaste mucho.

En este caso, debes adicionar otro ciclo de enjuague.

¿Qué es lo que causa que las telas se pongan amarillas?

  • Factores como nicotina y humo de cigarro o residuos grasos de cocina pueden causar que las telas se pongan amarillas. Otro factor es el sudor axilar y su reacción con el antitranspirante.
  • La ropa que se guarda en cajas o en cajones de madera también son susceptibles a ponerse amarillas por la transferencia de pigmentos hacia ésta.
  • El cloro puede causar que las telas se pongan amarillentas si se emplea excesivamente, sobretodo en telas de algodón y algunas sintéticas como el nylon, microfibra y poliéster. El cloro debilita las fibras y regresa las mismas a su color original: el amarillo (el color original de este tipo de polímeros sintéticos).
  • Aunque las telas estén hechas con fibras naturales como el lino y el algodón, pueden ponerse amarillas al contacto prolongado con cloro.
  • No enjuagar bien la ropa también produce efectos indeseados como un tono grisáceo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Politica de Cookies , haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies