Parabenos: ¿Cáncer e infertilidad?

¿Existe alguna repercusión por ser tan limpios?. Estudios científicos abren una brecha que apunta a que sí. Los sospechosos: los productos de belleza e higiene.

Cremas para afeitar, tónicos y geles rejuvenecedores, cremas para el cuerpo, shampoo capilar, jabón corporal… absolutamente todos los usamos. No importa el género ni la costumbre social/familiar, siempre habrá una botella de shampoo para el pelo o de crema corporal en el baño de un hogar, sin distinción de marca.

Para que el contenido de esa botella pueda permanecer en óptimas condiciones a lo largo del tiempo y no sea infestado por bacterias que degraden los componentes, se agregan conservadores microbianos. Existen de todo tipo, sin embargo, existen algunos que están bajo la mira de la comunidad científica.

¿Qué son los parabenos?

Desde el punto de vista químico, son ésteres del ácido 4-hidroxibenzoico. Como este blog no está enfocado en dar clases de química, aterricémoslo: son efectivos conservadores ampliamente usados en la industria de productos químicos, farmacéuticos y alimenticios.

Son un commodity mundial debido a su excelente acción antimicrobiana y muy bajo costo comparado con microbianos de origen natural.

Pueden encontrarse en los productos cosméticos y alimenticios que cumplan la nomenclatura internacional INCI como: metilparabeno, etilparabeno, propilparabeno, butilparabeno y heptilparabeno. Otros en menor proporción son: isobutilarabeno, isopropilparabeno y bencilparabeno.

parabenos

Todos los parabenos comercialmente disponibles son de origen sintético mediante la esterificación del ácido para-hidroxibenzóico obtenido de la reacción Kolbe-Schmidt con metanol o etanol. Respecto a su toxicología, no se ha encontrado que en individuos comunes hayan efectos alérgicos ni irritantes. No se consideran tóxicos y son rápidamente absorbidos, metabolizados y excretados.

La posible relación con el cáncer

El primer trabajo científico de este tipo, que brinda un soporte científico para el estudio de este problema en los productos de consumo, fue realizado por la Dra. Phillipa Darbre, especializada en estudios oncológicos, en el 2005 y se titula Estrógenos ambientales, cosméticos y cáncer de seno publicado por School of Biological Sciences de The University of Reading en Inglaterra.

Apunta a que substancias que son fácilmente absorbidas por el cuerpo, como pesticidas organoclorados y bifenoles policlorados, se han encontrado en leche materna así como en tejido adiposo mamario. Debido a la característica lipofílica de estos compuestos, se adhieren fácilmente a la grasa de estas zonas.

parabenos y estrogeno

Parabenos y estrógeno

Diferencias y similitudes estructurales

El estrógeno es una hormona femenina que tiene un papel en el desarrollo del cáncer cuando es alterada por causas ambientales que tienen efecto sobre ésta. Los parabenos tienen una estructura molecular parecida a la del estrógeno, por lo que pueden “imitar” el comportamiento de la hormona en los procesos bioquímicos del cuerpo, al igual que los pesticidas y bifenoles. Todos estos compuestos son comúnmente llamados “compuestos con actividad estrogénica”.

Los parabenos entran al cuerpo cuando se aplican productos tópicos y se absorben con mucha rapidez, por lo que se introducen en los procesos hormonales. Darbre realizó este estudio del 2005 a 2008 en 40 mujeres a quienes se les había realizado una mastectomía (mutilación de un seno para eliminar la proliferación de células cancerígenas o en metástasis) tomando un total de 160 muestras de las cuáles:

  • 99% de las muestras histológicas contenían sólo metilparabeno.
  • 60% de las muestras presentaban 5 diferentes tipos de parabenos.

Rápidamente se desató la histeria por parte de los consumidores, por lo que el Comité Científico de Productos de Consumo (SCCP, por sus siglas en inglés) tomó cartas en el asunto. Dicho comité forma parte de la Comisión Europea de Salud y Protección al Consumidor y se realizaron más investigaciones al respecto.

Después de nuevos estudios, concluidos en el 2012, el Comité concluyó que no existía una relación causa-efecto directa entre la presencia de parabenos y el desarrollo de cáncer a pesar de existir concentraciones elevadas de los mismos en los tumores debido a que los estudios in vitro en animales no presentaron actividad toxicológica preocupante ni carcinogénica y también existían parabenos en grandes cantidades en mujeres que no usaban productos como antitranspirantes o desodorantes.

Como recomendación para la mujer, es recomendable hacerse un examen periódico además de palpar los senos para descartar síntomas de cáncer de seno o también conocido como cáncer de mama. (Ve aquí una guía de autoexploración).

La posible relación con la infertilidad masculina

En los años recientes, la preocupación por los parabenos y su posible relación con la fertilidad masculina ha tenido también un eco en la ciencia, considerando que el 15% de las parejas de los países desarrollados tienen dificultades para procrear.

infertilidad masculina

Infertilidad masculina

Estudios apuntan hacia una menor producción de espermatozoides debido a los parabenos

La mitocondria es la parte de la célula encargada de proporcionar la mayor parte de energía requerida a la respiración celular. Un estudio sugiere que los parabenos pueden influir en la mitocondria y ésta a su vez, en el correcto desarrollo de los espermatozoides.

Para Renata Tavares y Francisco Peixoto, investigadores de la Universidad de Coimbra y de la Universidad de Trús-os Montes y Alto Douro respectivamente, de Portugal, la presencia de parabenos en el organismo masculino puede sugerir una baja en la reproducción de los espermatozoides en los testículos en su estudio Parabens in male infertility – Is there a mitochondrial connection?” publicado bajo la editorial científica Elsevier.

Debido a la polémica causada desde el 2005 con los estudios de Dabre, el Panel de Expertos en Revisión de Ingredientes Cosméticos (CIREP, por sus siglas en inglés), decidió también volver a evaluar estos compuestos.

Un compuesto xenobiótico es aquel que no existe en la naturaleza y sólo se ha obtenido por laboratorio. La mayoría de estos compuestos, como los antes mencionados pesticidas y parabenos, actúan como disruptores endócrinos alterando la interacción del hipotálamo y la glándula pituitaria, imitando hormonas, bloqueando la acción hormonal o activando comportamiento hormonal anormal.

Los parabenos, como ya se ha dicho antes, pueden imitar al estrógeno femenino, cuestión que afecta las hormonas masculinas. Compuestos como: bifenoles policlorinados, benzo para-dioxinas y benzofuranos, no sólo afectan la movilidad de los espermatozoides, sino también la concentración de espermatozoides en el semen. Existe una gran sospecha de que los parabenos pueden causar los mismos efectos considerando que también son compuestos xenobióticos.

A pesar de que el metil y etil parabeno son las moléculas con la mínima actividad estrogénica, han causado efectos en el útero femenino (sin relación e incidencias con el cáncer cervicouterino). Por el otro lado, el propilparabeno es 60 veces más fuerte que el etilparabeno así como en su forma más potente, el butilparabeno. Estos últimos dos, han dado positivo en un estudio en cachorros para una correlación entre el uso de parabenos durante el período de gestación materna y el desarrollo genital masculino de los cachorros. El porcentaje de cachorros vivoscontra cachorros muertos después del parto fue disminuyendo respecto a la exposición al butilparabeno. Los órganos reproductivos de los machos (testículos, vesículas seminales y glándulas prostáticas), conteo de esperma y movilidad del mismo, también se vieron disminuídos. Otro problema preocupante es que los disruptores endócrinos afectan la determinación sexual teniendo efectos transgénero durante la expresión de los genes en el ADN.

Espermatozoides

Cuenta, morfología y movilidad

Ensayos de Oishi, citados en este estudio, revelan que ratas a las que se les suministraron dosis de propil y butilparabeno, presentaron una reducción del conteo de espermatozoides y de testosterona. Sorprendentemente, al no ser tan concentrado como los últimos dos mencionados, las dosis con metilparabeno arrojó resultados parecidos.

Se ha encontrado que los parabenos tienen efectos tóxicos en la mitocondria celular ya que ante una cierta concentración, provocaron una veloz tasa de muerte celular en hepatocitos (células del hígado). Considerando que la mitocondria tiene un papel importante en el desarrollo de los espermatozoides en los testículos, puede relacionarse la presencia de parabenos con la disminución de la fertilidad.

 En resumen

  •  El propil y butilparabenos son 60 veces más potentes que metil y etilparabenos.
  • 99% de muestras de tumores cancerosos contenían 5 tipos de parabenos.
  • Los órganos reproductores masculinos podrían reducirse en gestación en presencia de butilparabeno.
  • Los parabenos podrían reducir el conteo de espermatozoides en el semen.
  • Aún no hay una certeza del 100% para hacer afirmaciones. Los resultados sugieren sospechas.
 ¿Cuál es tu opinión respecto al uso de estos conservadores en los alimentos y en los cosméticos? Comparte este artículo con quien creas que pueda interesarle esta información.

Estimado(a) lector(a), si usas alguno de nuestros artículos para replicarlo en una publicación online o física, agradecemos que nos cites correctamente en el mismo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Politica de Cookies , haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies