La importancia de un buen desengrasante para cocina

Uno de los productos de limpieza más empleados es el desengrasante. Sí, es muy obvia su función desde el nombre, sin embargo, ¿todos los desengrasantes me funcionarán para un mismo tipo de grasa? No. Y he ahí el tema principal de este artículo.

La grasa proviene de diferentes fuentes tanto vegetales, animales o sintéticas. La grasa, en el sentido más común y natural de la palabra, se compone de ácidos grasos y glicerol

Clasificación general de las grasas:

  • Vegetales
  • Animales
  • Sintéticas
tipos de grasas

Grasas vegetales

En la última década con el boom de la gastronomía, el uso de aceites vegetales insaturados ha sido un recurso muy empleado por la cocina moderna y de autor. Aceites como el de linaza y de oliva son empleados en comida libanesa y mediterránea por su gran sabor y beneficios para el cuerpo humano en contraste con otros aceites. El aceite más empleado para uso doméstico es el de girasol o canola

Grasas animales

Usualmente la reducción de costos es un tema muy socorrido por la industria restaurantera, tanto informal como formal. Desgraciadamente, para fines de salud, dicha reducción de costos no es benéfica para el ser humano ya que además de emplear mantecas provenientes de animales, el tipo de grasa es saturada. En muchas ocasiones, las grasas animales son tratadas por procesos industriales de hidrogenación para saturar los dobles enlaces y aumentar la solidez del producto. En otros casos, se realiza una bromación para aumentar aún más el volumen de la manteca. Ésta última práctica es dañina para el ser humano a la larga, ya que pueden existir radicales libres que provocan cáncer.

Podemos encontrar que el uso de manteca se ha extendido en la cocina tradicional mexicana (sobretodo en platillos que se fríen) por su bajo costo. El costo en salud radica en el tratamiento médico de altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Grasas sintéticas

El tipo de aceites que encontramos en la industria manufacturera y automotriz generalmente es sintético. El grupo de compuestos como parafinas y naftas dan lugar, por medio de reacciones químicas, a aceites sintéticos como el automotriz. 

Una de las propiedades más buscadas en los aceites sintéticos es la capacidad de formar una película sobre una determinada superficie para facilitar la lubricación

Existen grasas cálcicas, sódicas, líticas, de jabón compuesto y sintéticas, siendo éstas objeto de este apartado debido a que son las más usadas por su capacidad de no oxidarse fácilmente. 

Ahora bien, tu desengrasante para cocina debe ser capaz de remover grasa vegetal y animal. Recomendamos ampliamente que la limpieza en la cocina se realice de forma continua para evitar depósitos indeseables (conocidos coloquialmente como “cochambre”) los cuáles son más complicados de retirar. Las costras que forman sobre la sartén algunos alimentos como el huevo y harinas, pueden evitarse colocando el utensilio en agua después de cocinar y proceder a lavar cuando se desee. 

La limpieza de la estufa se recomienda después de cocinar para evitar focos de infección en los residuos de alimentos que posteriormente afecten nuestra salud al preparar nuevos platillos.

Si ha salpicado aceite tu obra maestra culinaria, después de cocinar, atomiza tu desengrasante y déjalo actuar por 40 segundos antes de limpiar con una fibra auxiliar que no raye el metal.  

Nuestro desengrasante cítrico es un gran aliado de tu limpieza en la cocina ya que cuenta con un solvente ecológico dieléctrico que no dañará tu estufa, tus utensilios ni al medio ambiente.

Comprar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Politica de Cookies , haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies